Edimburgo

Llegamos a Edimburgo a la tarde, el plan era hacerlo a la mañana, pero quisimos quedarnos en Glasgow un poco más. Fuimos en tren de una ciudad  a la otra, que es rapidísimo, menos de una hora y tiene mucha frecuencia. Nos quedamos en el hotel Travelodge, que es un hotel económico y cómodo para recorrer la ciudad.

Apenas llegamos fuimos a recorrer la Royal Mile, llegamos hasta el Castillo, que ya estaba cerrado porque era tarde. Yo no pensaba entrar porque ya lo conocía de mi anterior visita a Edimburgo y Liza no estaba muy interesada tampoco así que seguimos recorriendo la ciudad.

20170706_180118_HDR

La cuadra del hotel tenia esa vista.

20170706_180134

Cafecitos divinos, ahi desayunamos las dos mañanas que nos quedamos en Edimburgo.

20170706_180521

Por la Royal Mile un lugar donde siempre es Navidad.

20170706_181114

Royal Mile, y los días grises continúan

20170706_182422

Victoria Street, tan linda!

20170706_183454

Grassmarket

A la noche fuimos a comer a un lugar que Liza había visto en frente del hotel, Vinyasa. Sirven comida india y al día de hoy fue una de las comidas mas ricas que probé en toda mi vida (de la mano con las delicias de Molana, un restaurant de comida persa en Mortlake). Más tarde tomamos un trago en No 1 High Street, un típico pub escocés donde había un grupo de vecinos tocando Folk. Fue genial.

20170706_220217

“La lluvia de hoy es el whisky de mañana” Optimismo escocés.

20170706_220742

Al día siguiente queríamos hacer algo diferente y se nos ocurrió visitar Leith. Liza había leído que era un nuevo área de diseño en Edimburgo y yo estaba entusiasmada porque las calles de Leith fueron escenario de Trainspotting. Fuimos en bus, es un recorrido corto desde el centro de Edimburgo. Caminamos. Caminamos mucho. Casi nada nos deslumbró en Leith. Sigo pensando que caminamos por las calles equivocadas. Para resumir un poco lo que sentimos, Liza me dijo “ya entiendo porque los chicos de la película tenían que drogarse constantemente, no tenían otra opción”. Todavía me estoy riendo.

20170707_141940_HDR

20170707_14203020170707_142239_HDR20170707_14375620170707_144658

Así que después de almorzar, volvímos a Edimburgo un poquito decepcionadas aunque yo estaba contenta de ver una cara distinta de la ciudad.

Fuimos al Museo Nacional de Escocia y nos encantó. Sólo por el edificio vale la pena una visita. Es precioso!

20170707_16373820170707_16370920170707_16202520170707_164937

 

A la noche fuimos a comer fish and chips ya que estabamos antojadas y después a tomar un trago a The Mitre, un pub muy copado con música en vivo y muy buen ambiente.

20170707_21480220170707_21370420170707_222624

Aprovechamos la última mañana y fuimos a la zona de Calton Hill para tener unas buenas vistas de la ciudad. También pasamos por el Palacio de Holyroodhouse y terminamos en el Museo de Edimburgo.

20170708_115835_HDR20170708_120025_HDR20170708_120330_HDR20170708_122003_HDR20170708_122943

20170708_125603.jpg

Una pastelería hermosa donde compramos cositas para la vuelta.

Lo que más me gustó de Escocia, fue lo amigables que son los escoceses y la música en todos lados. Lo que más me gustó del viaje, fue compartir tiempo con Liza y ponernos al día. Al mediodía nos despedimos, pero antes nos prometimos otra escapada pronto. Londres y Paris nos esperaban con sol y mucho calor!  Ambas agradecidas.

 

Anuncios

Glasgow

Me hice amiga de Liza hace dos años en un avión que iba de Buenos Aires a París. Ella, francesa, volvía a su ciudad después de un viaje a Buenos Aires donde hizo poco más que bailar tango, la razón de su viaje era visitar milongas y empaparse de ese baile que le apasiona. Yo estaba empezando un viaje soñado y mis niveles de ansiedad estaban por las nubes. En tantas horas de vuelo, nos contamos muchas cosas y arreglamos para pasear por París al final de mi viaje. Siempre seguimos en contacto y fuimos descubriendo que tenemos muchas cosas en común. Los amigos que me hice viajando son tesoros, porque siempre me devuelven a ese lugar feliz donde me encontraba cuando los conocí.

20170706_220529

Cuando le conté a Liza que iba a pasar un tiempo más largo que unas vacaciones en el Reino Unido, apareció la idea de encontrarnos y viajar un par de días. Ella no quería venir a Londres y propuso Escocia, lo que me pareció genial porque no estaba en mis planes ir sola.

Elegimos Glasgow y Edimburgo. A Edimburgo fui el año pasado pero fue una visita demasiado corta y me había quedado con ganas de más. Glasgow no me llamaba la atención así que deje todo en sus manos y fue sin muchas expectativas.

20170704_170422

En Glasgow nos encontramos en el Hotel Point A, un lugar súper recomendable.

20170706_153521

En el hotel

Apenas llegamos salimos a recorrer la ciudad, poco nos importó de la lluvia y el frío de esos días, aunque era verano (se darán cuenta por las fotos que fueron días muy grises) Enseguida me dí cuenta de que Glasgow era una ciudad ALUCINANTE. Sentí que todo estaba diseñado con un propósito, más allá de lo artístico. Una ciudad donde se respira diseño y creatividad, llena de museos y galerías, imperdible realmente.

Exprimimos las horas de los dos días en la ciudad antes de ir a Edimburgo y agradezco a Liza, primero su amistad y segundo su idea de visitar un lugar tan inspirador.

Algo de nuestro recorrido en mil fotos:

glasgow1

Liza preguntó que quería hacer primero y yo solo tenia una prioridad, ir a King Tut´s Wah Wah Hut, el pub donde Oasis consiguió su primer contrato discográfico.

glas4

Blur, Oasis, The Verve…

20170704_172451

La calle comercial de Glasgow

20170704_17265220170704_173045

20170704_174617

T2

20170704_172340

The Lighthouse, uno de los primeros trabajos de Mackintosh. Hay exhibiciones temporales.

20170704_173540

20170704_173643

Los graffitis,un capítulo aparte.

20170704_22023520170704_192930_HDR20170704_192000_HDR20170704_19223420170704_192721

20170705_105712

La catedral

20170705_111708_HDR

Llegando a la Necrópolis

20170705_11214220170705_112155

glas7

Riverside Museum

glas6

glas5

Así estuvo el cielo todo el tiempo

glas1

Kelvingrove Museum

glasss

Charles Mackintosh en el Kelvingrove Museum. Tambien fuimos a la Mackintosh House, que es imperdible, pero ahi no se permite sacar fotos.

glas3

El West End, hermoso para recorrer, sentarse a tomar algo y seguir camino.

glas2

glas8

Hasta la próxima!

 

 

 

 

Richmond

Hace un tiempo conocí Richmond por recomendación de mi hermana y me encontré ahí con mi amiga Olivia que me llevo a recorrerlo y a tomar el té a The Tea Box  un lugar divino que lamentablemente ahora está cerrado y se dedica sólo a la venta online de sus productos.

d1fec-img-20150403-wa0011

Hace dos años en The Tea Box

9561c-11160567_10206423992388936_7514468388221027400_n

En The Hummingbird Bakery, otro lugar para la hora del té.

Me gustó tanto que esta vez pensé en vivir cerca de esa zona, si bien es Zona 4 y está alejado del centro, está muy bien conectado por bus, subte y tren, ademas es HERMOSO y desde ahora mi lugar favorito. Conseguí quedarme en una casa genial en Mortlake que está muy cerca (5 min en tren) así que fui muchas veces a Richmond. A mi hermana también le encanta, por eso cada vez que vino de visita, fuimos y fantaseamos sobre lo perfecta que seria nuestra vida si viviéramos ahí, cual sería nuestra casa, donde tomaríamos el desayuno todos los días, en que parque haríamos ejercicio, etc.

20170712_145610

Hermanas soñando

20170712_150618

Hola paloma mirando a cámara.

Una mención aparte es para el Richmond Park, el más grande de los Parques Reales de Londres, famoso por ser hogar de unos 600 ciervos rojos, el parque es tan inmenso, que no vimos ninguno.

20170703_11001520170703_10554320170703_112508_HDR20170703_115649

Richmond tiene todo lo que necesitas, pero es tranquilo y bello por donde lo mires. El centro comercial es impecable, los parques divinos que invitan a hacer picnics todos los días, los cafecitos cálidos y uno más lindo que el otro. Es realmente el refugio perfecto.

bc90b-11159471_10206423991268908_7674204334265652731_n20170627_10483220170627_111921

20170712_14361220170712_14331120170814_152627_HDR

20170814_143121_HDR

Picnic con Euge & Romi

20170814_154544

Richmond Terrace Gardens

20170814_154948

Richmond Terrace Gardens

 

20170703_120423

Uno de los últimos días del viaje fui sola y me senté en uno de sus parques a mirar la gente pasar, con la seguridad de que voy a volver a ese lugar muchas veces más.

 

 

 

 

Chiswick

Hace tiempo leí sobre las car boot sales en Reino Unido, y era algo que estaba en mi lista de cosas para hacer durante mi estadía. Este tipo de ferias y los Charity shops fueron un total descubrimiento en el viaje. Sola o con mi hermana pasamos mañanas en los Charity shops de Mortlake, donde encontramos los mejores tesoros que traje del viaje.

Me encantan las ferias y mercados, así que investigué un poquito y me decidí por la Chiswick School Car Boot Sale.  La feria se encuentra en el estacionamiento de un colegio y se lleva a cabo el primer domingo de cada mes por la mañana. La entrada cuesta 1 libra y es para beneficencia. La verdad vale mucho la pena una visita, hay cosas hermosas por poquitas libras, obviamente si estas viajando, tenes que soportar la tentación de querer traerte todo. Si viviera en el Reino Unido, me compraría todas las cosas de mi casa en una feria. Compre solo un poco de vajilla, me encanta tener en mi casa cosas que alguna vez “vivieron” en otro lugar, con otras personas y otras historias.

20170702_11540420170702_103958_HDR20170702_10431220170702_11074120170702_10480720170702_104208_HDR

Cuando terminó la feria, fui a pasear por el barrio que es hermoso y tranquilo. Terminé el recorrido en Chiswick House and Gardens. No fue una casualidad que encontré por el camino, quise ir especialmente porque ahí se filmó el video de Paperback Writer, y como buena Beatlemaniaca no me lo quise perder. La casa es una villa del siglo XVIII pertenciente a Lord Burlington. Los jardines están abiertos al publico y si les interesa hay visitas guiadas gratuitas. El lugar es muy lindo y pacífico para ir a descansar un rato.

20170702_12041020170702_12144920170702_12181520170702_12205320170702_12404920170702_121456statue gig 2

Me acuerdo del paseo, del sol, de que estaba recién llegada y todavía me quedaba tanto tiempo por disfrutar de Londres. Esa tarde llegó mi hermana a pasar unos días conmigo, ella estaba viviendo en Inglaterra hacia un par de meses y si bien no fue tanto el tiempo  que pasamos separadas, se sintió como mucho porque siempre fuimos muy unidas y la extrañaba un montón. El reencuentro fue el final perfecto para otro día perfecto. Como soy tan nostálgica se que nunca nos vamos a olvidar de nuestros días en Londres, de las caminatas, las charlas, las risas, los picnics, el sol, la lluvia impredecible, los planes imaginarios, la libertad.

20170702_200939

Hermanas reunidas.

 

 

Green Day en el Hyde Park.

Sin recuperarme de la emoción de ver a Richard Ashcroft en Manchester ya estaba camino a Londres para ver a Green Day en el Hyde Park.

El British Summer Time  es un festival de verano que incluye varias actividades como conciertos, proyección de películas al aire libre, gran oferta de bebida y comida, que se lleva a cabo en el Hyde Park, el parque mas famoso de Londres. Osea, lo que se dice un sueño.

20170701_175411.jpg

Por casualidades de la vida, mi hermana Flor estaba en Inglaterra al mismo tiempo y la semana del BST vino a Londres y uno de los días fuimos juntas.

20170703_21322620170703_21360520170703_214814

Siempre quise ir y como organicé mi viaje para le época de festivales sólo esperaba que alguna de mis bandas preferidas toquen en las fechas del BST. Así pasó y fui a ver a Green Day.

El festival empieza temprano, las puertas abren cerca del mediodia y es realmente multitudinario. El alcohol entre otras cosas corre como agua y para el momento que empezó Green Day ya había mucha gente “alegre”, divertida y sin rumbo. Yo llegué sólo un ratito antes del show y me crucé con todos ellos. De a poco me fui acercando a la zona del escenario y pude ver bastante bien, aunque como les contaba, había tanta gente que fue una experiencia conmovedora e inolvidable, pero nada tuvo que ver con el show de Ashcroft la noche anterior.

20170701_17524120170701_17474820170701_180955_HDR20170701_19592320170701_20084320170701_21505420170701_22015320170701_21505920170701_22015920170701_211453

Green Day estuvo espectacular, como era de esperar, y el show fue emocionante y con una dosis de nostalgia para mi. Al final pensé que iba a ser difícil salir del parque, pero estaba equivocada. Todo estaba preparado para que todos desalojemos el lugar en orden y lleguemos seguros a casa. Un ejemplo excelente de que se pueden armar eventos de está magnitud y que todo salga perfecto.

A la vuelta volví cantando Good Riddance y algunas palabras resonaban en mi mente mientras agradecía a la vida por todo lo genial que me estaba pasando.

“So take the photographs, and still frames in your mind
Hang it on a shelf in good health and good time
Tattoos of memories and dead skin on trial
For what it’s worth it was worth all the while…”